En el marco de los 140 años de la ASOCIACIÓN DEL CENTRO EDUCATIVO LATINOAMERICANO, el trabajo del equipo directivo se ha reconfigurado en base a un proceso de cambio innovador con el propósito de actualizar el proyecto educativo y curricular de orden institucional en cada uno de sus niveles, ciclos y modalidades en pos de lograr una escuela culta, crítica, emancipadora, verde y sensible.El proyecto educativo que se propone está sustentado sobre tres pilares:

  • El Área de prácticas socio-educativas y desarrollo curricular
  • El Área de Desarrollo innovación y comunicación
  • El Área de Capellanía y Orientación Cristiana

Las tres Áreas focalizarán en cada uno de los miembros de la comunidad de aprendizaje y en especial, en los estudiantes, tesoro preciado que moviliza y entusiasma a seguir pensando, construyendo y creando.

“Qué y cómo están enseñando los docentes, y qué y cómo están aprendiendo los niños, jóvenes y adultos, son el centro del proyecto.”

Este proyecto no tiene sólo el objetivo de dar cumplimiento explícito a los diseños curriculares propios del sistema educativo sino que propone el desarrollo de competencias que los estudiantes necesitan para ingresar y participar de manera crítica y creativa en el escenario social que les toca actuar y convivir.

Se promueve la construcción de ideas, experiencias y saberes que, acompañados por una cultura de progreso y mejora constante, contribuyen a cultivar la creación de nuevos escenarios y nuevos desafíos que fortalezcan la tarea de educar en una cultura de trabajo multidisciplinario y multidimensional.

Área de Prácticas Socio-educativas y Desarrollo Curricularno - iconos-01

Espacio de reflexión, producción, intercambio y difusión de conocimientos y análisis de las prácticas educativas. Está conformado por los actores institucionales de ACEL quienes, en el marco de una cultura colaborativa de trabajo, contribuirán al mejoramiento de la calidad y equidad en la educación.

Área de Desarrollo, Innovación y Comunicación Institucionaliconos-02

Espacio integrador y transversal en donde los diversos actores institucionales: docentes, no docentes y directivos de las diferentes escuelas, niveles y áreas que componen ACEL, trabajan en la identificación, generación y aprovechamiento de recursos y condiciones que propicien el desarrollo institucional ACEL a través de la promoción de una cultura innovadora de gestión contemplando a la comunicación como eje el conductor.

En este espacio, los actores institucionales son corresponsables de la gestión basada en un enfoque sustentable que potencie el trabajo en red, el ejercicio colaborativo y el bienestar de la comunidad educativa asegurando continuidad de la gestión con vistas a un futuro común.

Área de Orientación Cristiana y Capellaníaiconos-03

Ésta área desarrolla sus acciones a través del espacio curricular sistemático en aulas de Nivel Inicial, Primario y Secundario, implementando el Programa de Valorización de la vida con carácter transversal e interdisciplinario.

Las diversas iniciativas que se generan y coordinan están basadas en valores ético-cristianos y plantean una mirada crítica para comprender la realidad y actuar en pos de mejorar las prácticas cotidianas de las que somos parte, tomar decisiones que respetan la dignidad de las personas y contribuir al bienestar en comunidad.

Objetivos institucionales

  • Lograr la formación integral del alumno/a del nivel inicial, de EGB y de Polimodal, en sus dimensiones bio-psico-social de acuerdo a los intereses propios de la edad y de la inserción en la Comunidad de la que forma parte.
  • Desarrollar el pleno ejercicio del compromiso como miembro de una Comunidad que posibilite la afirmación de los procesos identitarios y la apropiación cultural como la expresión total de hombres y mujeres capaces de transformarla.
  • Propiciar en los alumnos/as, padres, madres, docentes, no docentes, la integración y participación activa y recreadora en la Comunidad a la que pertenecen.
  • Construir vínculos con uno mismo, con los demás y con la naturaleza, sustentados en valores cristianos sin que estos impliquen la imposición dogmática de una fe determinada.
  • Propiciar una apertura hacia un conocimiento riguroso y flexible teniendo en cuenta la importancia y valorización de los saberes y el camino de elecciones que se abre cuando se realiza una incorporación instrumental de los conceptos.