El Centro Educativo Latinoamericano (CEL) fue fundado el 28 de mayo del año 1875 por el Reverendo Thomas Wood para la educación de mujeres. Contó con el apoyo de la Women Division of the Episcopal Methodist Church que envió desde EEUU a las jóvenes maestras Luisa Denning y Jennie Chapin. Formadas bajo la influencia de los métodos pedagógicos de Horace Mann comenzaron las actividades de enseñanza con cinco alumnas: Adela Peyronel, Carlota, una niña huérfana llamada Laura, Elsie Wood y Amy Wood.

Desde los inicios entendió que la formación educativa incluye un indisoluble vínculo con la construcción de ciudadanía. Como en 1890 dijo su entonces Directora Mary Swaney: “nuestro compromiso es contribuir a la construcción de una comunidad, un compromiso de unos con otros, basada en la apertura y el servicio dentro y fuera del edificio para una sociedad abierta, democrática y respetuosa del prójimo”.

Tempranamente se transformó en un colegio de enseñanza mixta. El primer niño graduado fue Federico Pagura, quien llegó a ser Obispo de la Iglesia Evangélica Metodista Argentina y uno de los máximos referentes en trabajos de defensa de los derechos humanos en nuestro país y continente.

El CEL es una comunidad educativa con una larga tradición de apertura y diálogo pluralista. Su proyecto no admite ningún tipo de marginación por razones de sexo, origen étnico, religión o pensamiento. Dentro de un marco de respeto y libertad ha recibido con alegría en sus aulas a miles de niñas y niños pertenecientes a distintas tradiciones culturales, políticas y religiosas. Desde principio de los 70 incluyó estudiantes con necesidades educativas especiales.

En función de la comprensión de su misión social, sobre finales del siglo XX abrió una escuela de enseñanza media para adultos (EEMPA), la escuela “Comunidad Educativa La Paz” (CELP) en el barrio Villa Urquiza y la “Universidad del Centro Educativo Latinoamericano” (UCEL). En 2016 se incorporó a la Asociación del Centro Educativo Latinoamericano la Escuela Especial “Gurí”.

En el CEL se desarrollan experiencias educativas transversales como Idiomas, que incluye la incorporación al Programa Oxford Quality, Artes y Deportes, Intersecciones científicas, Interculturalidad, Seminario de Autores Latinoamericanos y Valorización de la Vida. Todos estos programas recorren su identidad habilitando nuevas tramas que le permiten decir que otro mundo es posible.

Con más de 140 años, el Centro Educativo Latinoamericano contribuyó a la formación de personas que dedicaron su vida al arte, la ciencia, la política y la economía. Nuestros mandatos fundacionales nos invitan a seguir innovando. Celebramos las intuiciones, ideas, pensamientos, experiencias y conocimientos gestores de saberes nuevos. Proponemos un proyecto educativo multidisciplinario y multidimensional, que sirva con amor y competencia para el crecimiento de nuestros estudiantes y para una cultura de la esperanza, la justicia y la paz, otro modo de decir amar, servir y confiar.

Historia / Línea de tiempo

Carta de presentación en sociedad de nuestra escuela firmada por Monguillot, Rueda y Wheelwright

Rosario, agosto 25 de 1871.

El Reverendo Tomás Wood, sacerdote americano, domiciliado en esta ciudad, deseoso de contribuir al progreso intelectual de esta población, se propone fundar una escuela bajo el sistema y los modelos de las que existen en los Estados Unidos. Su denominación será ESCUELA AMERICANA. Para realizar ese pensamiento, el Reverendo Wood ha elegido a los abajo firmantes, encargándoles a la vez la designación de las cuotas escolares y la administración de las rentas y fondos de la escuela, según se ve por la carta que se acompaña y a la que va adjunto un programa. No dudan un instante los abajo firmantes que la Municipalidad comprenderá la importancia que puede tener un establecimiento dirigido por un educacionista inteligente como el Reverendo Wood y que, de acuerdo con el empeño bien acreditado de la Corporación por fomentar la educación en el pueblo, se designará acordar su apoyo a la ESCUELA AMERICANA, no sólo para fundarla sino para sostenerla en adelante, dentro de los límites que están en las facultades de la Municipalidad. 

Las aspiraciones del Pastor Wood y de los firmantes se limitan a poder cubrir estrictamente los gastos en profesores, útiles y casa, y si las rentas de la Escuela excediesen a esos gastos y a los que demandasen las mejoras del establecimiento según las ulteriores necesidades, ese exceso se destinaría a los establecimientos de caridad, como el HOSPITAL y la CASA DE HUÉRFANOS que se piensa instalar. 

Aunque el Pastor Wood ha ofrecido el templo protestante para la escuela, los abajo firmantes han resuelto establecerla en un lugar más central de la ciudad. En compensación del apoyo que la Municipalidad se digne acordar, se recibirán y educarán gratis en la Escuela Americana, todos los niños de familias pobres que la Corporación designe, cualquiera sea su número. 

Es de advertir, por último: que en la Escuela Americana se dará una clase nocturna a obreros, gratis, que mensualmente tendrán lugar conferencias públicas sobre Derecho Constitucional Argentino, Historia Americana, Economía Política y otras materias, por los doctores Eusebio Ocampo, Don J.F.Monguillot y Don Pedro Rueda. Esperando que la Honorable Municipalidad se servirá tomar en consideración esta solicitud, los abajo firmantes saludan al Señor Presidente con todo respeto. 

Dios guíe al Señor Presidente.

Firman: J. F. Monguillot, P. Rueda, S.A.Wheelwright.”.


FUENTE: Abriendo Puertas.