En el Experimental de Video-Animación estamos aprendiendo a utilizar el recurso plástico del Teatro de sombras para filmar escenas con siluetas recortadas que, en movimiento permiten  contar historias.
La sombra estimula la fantasía, abre el conocimiento de un mundo irreal y es representación de ese mundo. Es vehículo comunicativo.
A lo largo de la historia de la humanidad las sombras han contado historias mágicas, misteriosas y fantásticas. Le sirvieron a Platón para indicar, en el mito de la Caverna, qué es lo real y qué es lo ficticio. En el mundo oriental se adueñaron del Teatro, convirtiendo lo mágico en real, enlazado a la vida, a la religión, a la historia. En el mundo occidental, sirvieron para medir las alturas de las pirámides, calcular la trayectoria solar y para abrir largos aplausos en salas repletas de espectadores.
Filmar el Teatro de sombras permite a los niños jugar y experimentar con diversos modos de ver, de percibir, sentir, imaginar, pensar, crear y contar.
Frente a ellos, inevitablemente, todo espectador enmudece!

14274300_10154663558773699_1012856884_o 14787725_10154663558843699_499970486_o 14795948_10154663558468699_1791826645_o (1) 14795948_10154663558468699_1791826645_o  14800020_10154663558753699_1921377859_o 14803189_10154663558848699_1804130456_o 14799931_10154663558808699_842502467_o14813188_10154663558458699_6168792_o