Actualmente vivimos en la era del internet 2.0 y la comunicación. Tecnologías como las redes sociales, la telefonía celular y el  Internet han modificado radicalmente el mundo.  Este nuevo esquema, donde los mismos consumidores de contenidos son quienes los producen, cuestión que para los más grandes no deja de resultar una novedad, es para nuestros estudiantes moneda corriente. Sin embargo, como muchas de las cosas que se naturalizan, este conocimiento es integrado, en general, de manera no sistematizada ni repensada.

En el ámbito escolar encontramos un espacio propicio para desplegar preguntas y desarrollar un espíritu crítico respecto de las nuevas tecnologías. Desde el mes de mayo se llevó adelante en la Escuela el “Proyecto Radio” donde  participaron estudiantes de 5to y 6to grado junto con las docentes Nadia Villordo, Alicia Gianonne, Ma. Eugenia Valenzisi y Ma. Delfina Álvarez Zubirí, quienes desde el marco de la alfabetización integral,  enriquecieron la propuesta acompañando su despliegue multidisciplinar.

Dentro de los objetivos del Proyecto se estableció en forma prioritaria, repensar las competencias comunicativas, mejorar la expresión oral, así como las posibilidades de comunicación y la utilización del discurso como herramienta estratégica, planificando qué decir.

Los estudiantes tuvieron la posibilidad de trabajar en equipo,  elegir de forma democrática un nombre para la radio, realizar campañas publicitarias, diseñar estrategias comunicacionales para transmitir propuestas y difundirlas. Visitaron la radio LT3 y transmitieron desde RADIO LATINA (nombre elegido para la radio de la escuela) experiencias, música, comentarios, mensajes y  distintos relatos  durante el tiempo de recreo.

Propiciar y multiplicar canales de expresión y participación ciudadana es vital para los procesos cognitivos, nos permiten asegurar el desarrollo y fortalecer la cultura democrática en la escuela y en la sociedad. Es maravilloso que, a través de este proyecto, los estudiantes de 5to y 6to grado hayan podido hacer oír sus voces para expresar sus inquietudes, deseos y necesidades, y por sobre todo que hayamos podido nutrirnos  de la multiplicidad de voces que allí surgieron.